29 enero 2016

Alto de Chivatá, recordando a Las Hinojosas

Altimetría, texto y fotografías: Alexander Carreño

Amplios paisajes boyacenses desde muy cerca de la cima
Chivatá es una palabra indígena que traducida al castellano significa “nuestra labranza”. Es un pequeño municipio ubicado en el centro del departamento de Boyacá, muy cerca de Tunja. Fue fundado en 1556 por Pedro Bravo de Rivera, más conocido como “el encomendero de Chivatá”; quien fuera amante de la venezolana Inés de Hinojosa y autor material del asesinato de su segundo esposo Jorge Voto. Fue condenado por este crimen y degollado en la Calle del Árbol en Tunja en 1571.

Este municipio tuvo gran importancia durante la época de la colonia, porque allí se manejaban las encomiendas de la región. Además fue paso obligado de Simón Bolívar y sus tropas hacia las batallas del Puente de Boyacá y el Pantano de Vargas.

Actualmente, junto con Oicatá, hace parte del anillo turístico de Las Hinojosas. Para llegar a Chivatá se debe tomar desde Tunja la carretera central del norte que conduce hacia Paipa y 9 kilómetros después desviar a mano derecha. Luego de un corto descenso comenzamos la medición de este puerto.

El estado de la carretera de este recorrido es bueno, pero el ascenso es muy irregular, debido a los cambios bruscos de desnivel. Tiene una longitud de 8.6 kilómetros y se ascienden 387 metros hasta llegar a los 3028 msnm. El primer kilómetro no supera el 6% de inclinación y nos prepara para las rampas finales. Antes de finalizar el 2º kilómetro llegamos al pequeño municipio de Oicatá y seguimos en un falso plano hasta el kilómetro 4. A partir de este punto la inclinación y el paisaje empiezan a cambiar; dejamos los eucaliptos para enfrentarnos a un terreno abierto y con mucha brisa fría, atravesando un largo kilómetro casi al 10%, con rampas hasta del 14%. Luego un corto descanso nos permite tomar aliento para enfrentar otro tramo al 9.6% con pico final del 14%, donde se encuentra el mirador de Chivatá. Seguimos en terreno llano hasta llegar a Chivatá en busca de la plaza central y tomar por detrás de la iglesia principal el tramo final de 1 kilómetro al 10.5% con una punta final al 15%. Este segmento se encuentra pavimentado en una mezcla compacta de cemento y piedra que permite tener buen agarre. Desde allí la vía desciende hacia una vereda, pero en terreno destapado.

La vista de esta tierra de colores es magnífica pero el viento gélido nos obliga a  devolvernos pronto. En Chivatá podemos disfrutar de algunos sitios como el monumento a Las Hinojosas, el paso del Libertador y el mirador; mientras que en Oicatá se puede visitar el templo doctrinero.
La altimetría del escalonado ascenso a Chivatá
Desde el primer Km encontramos una carretera excelente
Plaza principal de Oicatá
Toboganes en el tercer Km
Con Oicatá detras al fondo, subiendo el Km a casi el 10%...
... y rampas de hasta el 13 y 14% de pendiente
Frente al repecho que da acceso a Chivatá...
... con una rampa que finaliza al 14%
Chivatá; encima en diagonal se aprecia el tramo final
Plaza de Chivatá y monumento
El duro Km final es en hormigón
Mirador de Chivatá

2 comentarios:

  1. buen puerto el de Chivata, yo soy de allá y el desnivel siempre es complicado, pero chevere.

    ResponderEliminar
  2. Los fines de semana acostumbro a hacer esta travesía (Tunja-Oicatá-Chivatá-Tunja)) pero sigo de largo por Chivatá hacia Tunja sin hacer ese último kilómetro. No sabía el porcentaje de inclinación para subir al mirador de Chivatá. Tremendo! Pero el viento en contra es lo que lo hace verdaderamente difícil. Saludos!

    ResponderEliminar