09 abril 2016

Cerro Gualí, el techo de Colombia

Imponente el volcán Nevado del Ruiz
El Páramo de Letras es un puerto eterno. Por cualquiera de las dos vertientes que se suba, bien sea viniendo del río Magdalena o del río Cauca. Pero la cereza que le faltaba al pastel es el Cerro Gualí. Estamos hablando de la carretera pavimentada de mayor altitud de Colombia, pues llega hasta unos impresionantes 4057 metros sobre el nivel del mar.

La subida comienza a las afueras de Manizales, en dirección a Mariquita y Honda. La carretera sufrió algunas modificaciones desde que la subimos en la anterior ocasión para realizar la altimetría y el reporte de Letras por su vertiente occidental. Ahora es ligeramente más corta y de mayor pendiente media. Culpa de varios de los puentes de nueva construcción que recortan las amplias vaguadas de la carretera antigua. Al llegar a la primera de las dos últimas herraduras de esta vertiente de Letras (kilómetro 27 de la altimetría) tomamos el desvío en dirección al Nevado del Ruiz. Un inconfundible kiosco redondo a un costado de la curva, donde se puede merendar al final de la aventura una aguapanela con queso, nos indica el inicio del apéndice de 11 kilómetros de la escalada hacia el cerro Gualí. Igual es fácil no perderse, porque en la carretera señalan de lado y lado el desvío hacia la entrada al Parque Nacional Natural de Los Nevados.

Luego de 1.1 kilómetros de columpios donde apenas se gana altura se inicia el primer tramo de ascenso. Aunque los números no son los más impresionantes, 6.7 kilómetros al 6.6%, la subida se hace dura cuando las rampas se mantienen en un momento dado entre el 7 y 8% constante, con duros picos que llegan hasta el 13%. No tiene nada que ver una rampa así al nivel del mar que arriba de los 3500 metros. A mano derecha, al otro lado de la ladera, podemos observar los últimos kilómetros de la carretera que va a Letras. De un momento a otro la vegetación cambia. Del bosque andino pasamos a los frailejones y al páramo en toda su extensión. La niebla, el viento y el olor a los nacimientos de agua son inconfundibles. Estamos en un lugar donde no se suele estar muy a menudo en bicicleta. A pesar de estar realizando un esfuerzo considerable el frío intenso se deja sentir a medida que ganamos altura. Por eso es conveniente venir bien abrigados para soportar las bajas temperaturas del páramo.

Un primer descanso nos lleva a una tienda donde podemos reaprovisionar nuestros bidones. Pero enseguida nos espera una herradura que es la antesala a un exigente kilómetro por encima del 8%. Una vez superado este asfixiante tramo a 4000 metros de altitud lo más duro ha acabado y podemos disfrutar la majestuosidad del páramo. En un momento dado incluso vamos en bajada entre la niebla cuando vemos un cartel que dice Cerro Gualí. Reto superado. Estamos en el techo pavimentado de Colombia. Enfrente, en días despejados, se puede apreciar en toda su inmensidad el volcán nevado del Ruiz.
Esta es la altimetría del cerro Gualí desde el mismo desvío hacia el PNN Los Nevados. Visto así, aislado, no parece gran cosa. Pero teniendo en cuenta que para ascenderlo debemos subir desde Manizales o desde Mariquita la vaina cambia mucho. Desde Manizales es sin duda un Categoría Especial de más de 420 puntos de Coeficiente de Dificultad APM. Y comenzando en Mariquita tenemos ante nosotros al ascenso rey indiscutible de Colombia: el binomio Páramo de Letras - Gualí. Este sí se puede afirmar que es un alto Fuera de Categoría, pues por longitud, altitud y sus bestiales 740 puntos APM de dificultad se sale de la catalogación habitual de los puertos de montaña.

La FCC informó este año de la posible disputa de una clásica de escaladores. Una prueba UCI 1.1 llamada Gran Cima Postobón, con salida en Mariquita y meta en el alto de Letras. En nuestra opinión podrían diseñarla con algo más de gusto. Un recorrido muy fácil de cranear y defender sería: Honda – Mariquita – Letras - Cerro Gualí. Honda bien se merece ser salida de una prueba ciclista que quiera adquirir prestigio; por su lugar en la historia al ser uno de los Pueblos Patrimonio de Colombia, y por encontrarse a orillas del río más importante del país. La meta situada en el punto pavimentado de más altitud de Colombia le daría a la carrera muchísima mayor repercusión nacional y sobre todo internacional. Saldrían menos de 4 horas de carrera, con unos 115 kilómetros y más de 3800 metros de desnivel entre los puntos de salida y llegada (4450 metros aproximados de desnivel acumulado).
Si las Grandes Clásicas tienen como punto en común sus distancias de gran fondo, siempre superiores a los 200 kilómetros, para poder designar con propiedad como Clásica a esta futura prueba bien se podría colocar su punto de salida en La Vega, con lo cual el perfil altimétrico sí sería el de una carrera de altísima montaña.
También se podría diseñar una etapa Cajamarca-Cerro Gualí sin excedernos en kilometraje, apta para la Vuelta a Colombia o el Clásico RCN, que incluya los dos mitos del ciclismo colombiano, La Línea y el Páramo de Letras, pero con la meta colocada en el cerro Gualí, El Techo de Colombia.
Mapa de situación de la subida al cerro Gualí
Vista de la ascensión a Gualí desde el desvío a Letras
En la parte inicial, por el bosque de niebla
A la izquierda se aprecia la carretera hacia Letras

Amplio tramo de la subida, saliendo del bosque de niebla
El inicio del kilómetro al 8%...
... que nos deja por encima de los 4000 metros
El sencillo tramo final
Estamos en el puro páramo...
... en los dominios del viento y la niebla
La prueba de la altura señalada en el Garmin

6 comentarios:

  1. ¿Cual seria el kilometraje ideal del recorrido?

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan pronto se sale de Manizales comienza el ascenso. Manizales es buen punto de partida. El hospedaje debe buscarse sobre la av. Santander hacia el oriente (cercanías al estadio, por ejemplo. Hostal Casa Blanca es económico y apropiado si el plan es tener un buen descanso alrededor de jornadas en bicicleta). La duración y exigencia de la jornada depende del estado físico. Si -estando en Medellín- se sube de San diego a las Palmas entre 50 minutos y una hora, se puede hacer Manizales-Letras y a la bajada tomar el desvío La Esperanza (desvío al Nevado del Ruiz)-Guali, saliendo de manizales a las 6 Am y estando de regreso por las 2 o 3 PM, incluyendo unos dos descansos (puede ser en letras, o en la Esperanza -mejor surtida la tienda- y en Gualí-entrada al PNN los Nevados).
      Manizales es muy buena ciudad-base para disfrutar largas jornadas de ciclismo, y la ciudad misma es muy agradable para descansar después de la batalla pedalística.

      Eliminar
    2. En lo personal cuando voy a emprender rutas que no conozco me sirvo muchísimo de las altimetrias de este blog, el google maps (me gusta el medidor de distancias y el mapa de curvas de nivel para tener idea clara de la exigencia) y el street view de allí mismo.
      Éxitos y que disfruten la rodada.

      Eliminar
  3. uff yo quiero hacerme el recorridillo pero desde la vega, excelente como siempre saludos

    ResponderEliminar
  4. Lo que no entiendo es por qué en la gráfica se pone Manizales de 4,2% como puerto de 1° y al Boquerón de 3°.

    ResponderEliminar